¡Añade yoga a tu entrenamiento de natación!

¡Añade yoga a tu entrenamiento de natación!

Ahora es más común incorporar ejercicios fuera del agua a su rutina

El llamado: “Entrenamiento en seco”. Se trata de trabajar todos aquellos aspectos que no se pueden trabajar en el medio acuático por algún motivo específico.

Dado que la natación se practica en el agua, en realidad estás entrenando en condiciones de (casi total) ausencia de gravedad, y sin gravedad te resultará muy difícil fortalecer el cuerpo, especialmente los huesos y las articulaciones. Por ejemplo, no es infrecuente oír a los nadadores (especialmente los que compiten, o los que nadan desde pequeños) quejarse de dolores lumbares, en las rodillas o los tobillos después de salir a correr o jugar al fútbol sala.

Esa es precisamente la razón para usar el YOGA.

Con origen en la cultura india, el término yoga incluye una amplia serie de ejercicios para el cuerpo y la mente.

El más practicado es el conocido, como: Hata Yoga. La sesión consiste en un conjunto de posiciones estáticas, las asanas. Dependiendo del nivel de experiencia los participantes mantienen la postura durante varios segundos o minutos mientras controlan la respiración.

La práctica regular durante 1 o 2 horas a la semana aporta a tu cuerpo 6 grandes ventajas:

  1. FLEXIBILIDAD. Probablemente la flexibilidad sea la ventaja más apreciable que te ofrece el yoga. Un mayor rango de movimiento ayuda a desplazarse con menos esfuerzo.

  2. CAPACIDAD DE RECUPERACIÓN. La práctica del llamado yoga restaurador, gracias al uso de accesorios de apoyo como mantas, (Aquí le falta coherencia, modificar) almohadones, sillas, bloques o cintas, favorece la recuperación del tono físico entre sesiones de entrenamiento.

  3. PREVENCIÓN DE LESIONES. Por el motivo que mencionamos antes, los nadadores son vulnerables a las lesiones de hombros, tobillos y espalda. (Lo anterior no tiene que ver con esto). Posturas como la del perro mirando hacia abajo o la del perro mirando hacia arriba ayudan a prevenir problemas en esas áreas.

  4. FUERZA. Las asanas emplean el peso corporal para fortalecer tanto la parte inferior como la parte superior del cuerpo. También sirven para desarrollar la zona media, que es fundamental en la flotación.

  5. FUERZA MENTAL. Junto a la relajación física, la relajación mental forma parte integral del yoga. La mejora de la conciencia del propio cuerpo puede aumentar considerablemente tu rendimiento cuando entrenas o compites.

  6. CAPACIDAD PULMONAR. El control de la respiración (Pranayama) interviene en todas las posturas y tiene el efecto de fortalecer los pulmones. Aprender a usar mejor el aire que inspiramos retrasa la aparición de la fatiga en carrera.

Si puedes encontrar un rato para practicar en casa, aquí te ofrecemos cuatro (los números inferiores al 10 en un texto se escriben en letras) asanas que no pueden faltar en una rutina de yoga:

*Adho Mukha Svanasana (Perro mirando hacia abajo) — Mantener el equilibrio apoyándose en manos y pies, con las extremidades totalmente extendidas, amplía la capacidad respiratoria y permite estirar y fortalecer los brazos, hombros, rodillas y gemelos.

Adho Mukha Svanasana

*Urdhva Mukha Svanasana (Perro mirando hacia arriba) — También consiste en mantener el equilibrio apoyándose en los pies y las manos, pero en la posición contraria.

Aporta beneficios para la espalda, el pecho, los hombros y la cadera.

* Gomukhasana (Postura cara de vaca) — Implica toda la parte superior del cuerpo. Ayuda a tonificar y estirar bíceps y tríceps, músculos pectorales, dorsales y hombros.

Gomukhasana

* Baddhakonasana (Postura de la mariposa) — Una gran ayuda para trabajar el área de la pelvis, que en los nadadores suele tener una excesiva rigidez y termina provocando problemas en las caderas o la espalda.

Baddhakonasana


10 comentarios

  • hzRXsLWC

    wlGzVTgZSax

  • YGimEFRODkXsAqw

    AUGcSCWg

  • yCzsYEAKXZUGeh

    kyWOvzamUDXQPw

  • mFiALKCJM

    plRAwxySkdHECti

  • YuUcebAwvLMDNn

    KGgPNmjwhzSdM

Dejar un comentario

woocommerce social proof